Blogia
Y un día que navegué, lo hice.

Acerca de libros y bibliotecas

Buenas tardes

Érase una vez, en un lugar muy muy lejano de un barrio alejado del mundo donde todo ocurre por una razón, un niño otea el horizonte una y otra vez con unos ojos enormes llenos de vida.  A su alrededor, las viejas casas caen ladrillo a ladrillo cada día desde que él recuerda. Los vecinos se parapetan tras las bufandas, las viseras, las raídas cortinas de sus casas y miran con angustia creciente a un lado y otro de la adoquinada calle. Un gato maulla en alguna parte mientras un bebé reclama su alimento y un anciano da de comer a las palomas con pequeñas migas de pan viejo cada vez a la vez que el tendero de la esquina refunfuña por lo bajo al ver que le han vuelto a robar piezas de fruta.

Mientras, en la humilde central de policía, el único agente mira el reloj con preocupación pensando que esta vez está tardando demasiado.

Un rumor crece lentamente aunque nadie sabe lo que ocurre hasta que el niño que mira el horizonte llega corriendo, con la sonrisa de oreja a oreja iluminándole la cara y gritando “¡¡Ya viene!!¡¡Ya viene!!” provocando un alboroto tremento entre todos los vecinos. Órdenes y contraórdenes, ansiedad, excitación general. ¡Todo tiene que estar a punto!

Mientras esto ocurre, una mano masculina recoje algo de una balda y se tumba sobre la cama con un cojín bajo la cabeza.  Acomodándose, abre el libro de lectura por el bonito marcador de páginas y empieza a leer en voz alta tras comentar que Mr. Reed debería ser un poco más humilde porque él también fue barrendero mientras Mr. Kyte debería consentir en el matrimonio de su único hijo y heredero con la dulce Elisabeth, una chica que ha sobrevivido a  mil y un problemas que él desconoce aún…

En el pueblo en ruinas, los miembros de la comunidad se vuelven a mirar a los aludidos con gesto severo mientras el agente Kylen toca su silbato  para intentar imponer orden.

- ¡Damas y caballeros!, dice  con voz autoritaria, ¡Por favor! [Los vecinos le miran mandándose callar unos a otros] Gracias, Damas y Caballeros. Sabemos que hoy ha llegado un poco más tarde. Nos hemos preocupado un poco… pero Richard ya está aquí así vamos a prepararnos. [Los vecinos se felicitan] Todos listos en un minuto, señores, que tiene prisa… Mr. Roland, le ayudo…

El joven tumbado en la cama lee la primera línea y un rayo de Sol se filtra entre los negros nubarrones iluminando el feo barrio de piedras y enlosado mientras el joven va pronunciando en voz alta los nombres de los diversos personajes que toman parte en la historia.

Y colorín colorado…. No. Este cuento no se ha acabado.

Dime tú como sigue…

Un saludo. Guiño

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

¡Buenos días!

¡Qué bonita es la mañana cuando todo empieza bien!
 
¡Gracias!¡Gracias!¡Gracias!¡Y mil y una gracias! A Susana, a Lousie y a Helena, por vuestras palabras de aliento y apoyo. ¡No sabéis lo que significan para mí! Sólo espero que las mías os sirvan para sonreir al menos en un momento dado tal y como me ha pasado a mí al leer el trabajo de otras personas.
 
¡Buenos días! Sonrisa
 
Al empezar a escribir estas líneas, mi recuerdo va hacia todos aquellos escritores que tienen su mente en blanco y tienen unas hojas que entregar en plazo. ¡Ánimo!  Las musas están adormiladas esta mañana, pero después del aseo y de un buen desayuno, seguro que os susurran algo al oído para cumplir con vuestro trabajo.
 
  
 
¡Hasta le pasó a él en algún momento!
 
Todo es cuestión de escribir algo, aunque sea un pequeño bosquejo de lo que tienes en mente para, posteriormente, darle forma añadiendo artículos, adjetivos, pronombres, sustantivos... e, incluso, algunos términos de jerga... que, al fin y a la postre, forma parte de la cultura y de la vida... así que no te rayes, colega, si ves que largo así y flipas porque esto es fashion aunque pasajero... Sorprendido
 
Y si todo eso no funciona... hazle un nudo al papel y vuelve a empezar desde cero hasta que encuentres el camino correcto.
Poco a poco verás de qué forma tan simple vas rellenando líneas y foleos y...
 
 Puede que hayas salido a dar una vuelta por la ciudad para terminar con tus temas pendientes y te apetezca tomarte un café... Pues ni aún así te vas a librar del espectro de Shakespeare...
 
  ¡Escibe, escritor!¡Escribe!
 
Pues eso.
 
Que cuesta empezar, pero vemos que no cuesta nada acabar... teniendo algo interesante, ocurrente o simplemente superficial que contar.
 
Un saludo. Sonrisa
 

La pluma viene cargada hoy

Buenassss

Es un hecho sabido que me voy a repetir.

¡Es broma!

He leído por alguna parte que no hay más que ponerse a escribir y las palabras fluyen solas. Es cierto. Cuando comencé esta aventura, no sabía muy bien qué decir... y ahora todo parece hacer una especie de  simbiosis entre mi mente, mis dedos y el teclado... ¡como si todo fuera una misma especie de... invento!

Las palabras fluyen milagrosamente para componer frases que den explicación coherente a una idea que lleva formándose perezosamente en mi mente sin que el milagro de la imaginación se esfume de mi lado para poder rellenar así los huecos que pudieran quedar vacíos.
 
¡Qué miedooo!
 
Trabajando en medio de una tonelada de libros, ¿qué se podía esperar? Los fantasmas de papel pululan por los pasillos y las estanterías, se sientan en las sillas o espían por encima de nuestros hombros y nos contemplan con curiosidad mientras absorbemos poco a poco cada línea imaginando situaciones de lo más variopintas ajenos al sonido de los zapatos de las personas que indagan por las baldas o del sonido del teléfono del despacho o del tecleteo de las funcionarias de turno.  Si pudiéramos ver a esos personajes de ficción, ¿cómo vestirían? ¿Ropa actual?¿Del futuro?¿Del pasado, tal vez? ¿O sólo son un montón de huesos de risa permanente... o con una sábana y cadenas?Cada cual que elija época y estilo. Esa es la libertad de la imaginación. Por lo que a mí respecta, yo los veo de todas épocas... mirándose atónitos ante la mezcla de estilos y compartiendo la misma curiosidad al vernos... y esperanzados de que cojamos su ejemplar y abramos las pastas para dejar salir a los demás personajes de su historia.
 
¡Buenos  días,  Don  Rodrigo!
 
Las repisas están llenas de vida. Sólo hay que abrir un libro y dejarla salir.

 

¡Estamos aquííííí...!
 
¡Ah! ¡Igual es que en tus repisas se almacena el polvo...! ¡Otro tipo de vida...!  

Jejeje

Bueno.

Sin ánimo de ofender a nadie,  puede que haya polvo o sólo plantas o portaretratos... y ningún libro. No pasa nada. Cada uno es muy libre de hacer lo que quiera... siempre dentro del respeto y la tolerancia.
 
 
¡Qué bien sienta a estas horas...!
El cafelito de la paz...

Besitos.

No al préstamo de pago (Cuatro 21-3-07)

¡Pues no! Triste

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Una presentación interesante.

El mismo título lo indica.

Es más que sorprendente lo que algunas personas pueden llegar a realizar con un poco de imaginación y un poco de buen gusto. 

3d human ok 

Fantástico.

No hay palabras para describirlo.

Un abrazo.

Un poco de Historia...

Buenas. Sonrisa

Consultando en la Web, he descubierto que hay una paradoja temporal que parece haber levantado ampollas...

Argumentamos:
 
El Santísima Trinidad (llamado oficialmente Santísima Trinidad y Nuestra Señora del Buen Fin) fue el mayor barco construido hasta finales del siglo XVIII, con de 136 cañones en un principio, ampliados hasta 140 con posterioridad, siendo el único barco de cuatro puentes. El “Escorial de los Mares” como solían llamarle en su momento, el más fabuloso de todos los navíos de la Armada Española de Felipe II, fue el barco más grande de su tiempo y uno de los mas hermosos. Con sus 2.163 toneladas era muy sólido... pero también se mostraba lento al navegar y siempre dio problemas al respecto, terminó sus días en la batalla de Trafalgar, hundido por el temporal el 24 de Octubre de 1805, después de haber sido apresado por los ingleses.
 
Pues bien.
 
El Galeón Español del Siglo XVIII tiene una réplica a tamaño real, atracada permanentemente en el puerto de Málaga (desde el año 2007), con una concesión administrativa para 12 años renovables. Puede ser remolcado a cualquier puerto de España. Superficie: 2400 m2. La copia exacta del buque insignia de la Armada Española en la Batalla de Trafalgar alberga en su interior un restaurante, cafeterías y una muestra de antigüedades. El nuevo navío Santísima Trinidad, donde el visitante podrá degustar de un buen vino en su bodega, o disfrutar de una cena en la cubierta... y dejar su fantasía volar a otros tiempos, dispone de tres cubiertas con ambientes totalmente diferentes:
 
  • Para comer: Restaurante El Trinidad (cocina mediterránea)
  • Para bailar: SALA TRAFALGAR
  • Para tomar una copa: SALA GRAVINA
  • Para tomar un aperitivo: SALA CHURRUCA
  • Para relajarse: Un paseo por cubierta
  •  
    Fin de la argumentación.
     El original...
     
    ... y la copia
     
    Un poco de Historia... un tanto edulcorada.
     
    Respeto hacia ciertos temas por parte de algunos no vendría nada mal. Triste
     
    Besines.
     
     

    Dudando

    Buenas. Sonrisa

    Sigo haciendo pruebas para ver cómo va esto. tengo un tema pendiente: He de incluir un par de enlaces importantes y ver qué imagen pongo para que todo el mundo lo vea con interés.

    Barreras

    Pensaba que esto iba a ser un poco más complicado, pero me equivocaba. Sólo hay que saber unir las piezas de forma atractiva y adecuada, que sea llamativo... pero sobrio y elegante. Y, así, los ojos críticos no serán muy severos.

    Puzzle

    Hay que saber unir las piezas de un modo que llame la atención por la sencillez y la falta de complicación de los enlaces, del discurso y de todo el Blog (o la Web) y sus posibles páginas. Inocente

    A ello.

    Besines.

     

    ¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres